logo
Por , publicado el 2 de noviembre de 2010
Fue por eso

Fue por eso que decidí dejar la universidad. Para luchar por una idea descabellada y aparentemente imprudente. Una idea que, a vista de mis amigos, conocidos, incluso mi familia, me metería en serios problemas. Yo quería ser escritora. No financista, ni abogada, ni profesora. Quería ser escritora. De manera que cuando dejé la universidad, sabía